Zermatt y Gornergrat

domingo, 23 de abril de 2017

| | | 0 comentarios

DÍA 4: Grindelwald y Zermatt. 

De buena mañana bajamos a la zona del bar para desayunar. Éste consistía en un pequeño buffé de tostadas, frutas, dulces y lácteos. Bastante bien. Dejamos el hotel Tell y pusimos rumbo a Grindelwald, un pequeño pueblo de montaña, paraíso de los amantes del alpinismo y del senderis. Está a unos 20 km de Interlaken, por lo que si vais bien de tiempo podéis desviaros.
Lo que más me gustó fue los paisajes que que vimos durante la ruta. Montañas, ríos, bosques, pastos... Suiza 100% Hicimos una breve parada en el puente que hay junto al  Holiday Restaurant Lehmatta para hacer unas fotos al río que nos llevaba acompañando buena parte del camino.

Para los que venimos de tierras de secano, el poder contemplar la fuerza y la belleza del agua es algo único. Mereció la pena parar un ratito y disfrutar de unas vistas tan maravillosas.
Grindelwald se encuentra en un valle flanqueado por las impresionantes montañas Eiger y Wetterhorn. Desde el siglo XIX, muchos turistas, sobre todo ingleses eligen estas montañas para la practica del alpinismo. Para los que os guste el senderismo hay una amplia red de senderos para disfrutar de estupendas caminatas y de espectaculares vistas. Una de las rutas que más aconsejan en la oficina de turismo es la del pico First. Para ello hay que tomar el teleférico que lleva hasta la cima (2167m) y desde allí hacer una ruta andando, de unos 50 minutos, hasta el lago Bachalpsee.


Otra opción que tenéis es ir de compritas (la que elegimos nosotras). A parte de numerosas tiendas especializadas en deportes de montañas hay numerosas tiendas de recuerdos, relojerías y chocolaterías. Estas últimas muy recomendables.